Jesús Ademir Morales Rojas

 Inicio | Relatos | Poetas | Ensayo | Taller | Autor | Links

 Dispersiones

Jesús Ademir Morales Rojas

Las ideas oscuras son las únicas que iluminan el intelecto, lo demás: danza de sombras entre cadenas. Toda perdición evidencia una palabra de más, un solo perdón, todo el silencio posible. Cuando despertó, la sangre todavía estaba allí; las manos inquietas difuminaron a Lady; Macbeth, sonríe, por fin descansa El lenguaje no reproduce la realidad; por el contrario, es solo un matiz arrobado que se olvidó. El sentido de la existencia es la manera más corta de olvidar su razón de ser. a poesía no es más que una estilizada versión del aullido: el sentido es lo sentido. Cada palabra oculta el temor de difuminarse en lo expresado, pero aún así disimula, y nos entendemos. Aquellas lecturas que tras haber culminado, no se difuminan en la vivencia, son elocuentes fracasos. Las grandes ideas, de inicio, solo pueden ser abordadas desde lo superficial, ahondar en ellas las disminuye, hasta el vacío Todo fracaso es una forma inocente de poesía Aquellos que reniegan de lo que sienten, resienten más de lo que aparentan Las dudas que tenemos son la parte más sincera de nosotros mismos En el disparate se esconde una semilla de la genialidad, la clave esta en el matiz Leer es vivir un plus, releer, una instructiva manera de perderlo La auténtica obra de un artista es lo que dejo de lado para realizarla, lo demás es mera glosa. La Vida y la muerte son las dos caras de una misma moneda, que nadie lanzó. La derrota nunca ha dejado de estar de moda, la victoria es un efímero capricho de mal gusto. Todos tenemos un biógrafo en el alma, que por no tener algo que valga la pena anotar, copia sus sueños. Respirar la muerte, hace de la vida un aroma imperceptible, que se dispersa con el menor soplo de olvido Las pesadillas son confesiones que hace la realidad cuando cree que nadie la escucha. El escepticismo es una virtud: nadie sin hipocresía, puede ir por la vida creyendo dirigirse a cualquier destino Toda idea no es más que la ruina de un sentimiento. El secreto origen de la realidad, es el ínfimo dolor que la motivo. Pero, la curación está cercana: todo se torna cada vez más insensible.El yo no es un espejismo: los espejos no mienten La verdad es que no hay nada que decir, pero es algo que no se puede comunicar: los ecos no dialogan. Quien sobrevive a sus desdichas, se desdice en el hastío La Historia no tiene memoria: hay que recordarlo siempre. Tener una idea es perder todo lo que nos motivó a tenerla. El dolor es la piedra de toque de la existencia: cuando se difumina para siempre, normalmente ya no hay nadie para celebrarlo.

Copyright © Jesús Ademir Morales Rojas. Todos los derechos reservados.


 Inicio | Relatos | Poetas | Ensayo | Taller | Autor | Links

Contador de visitas para blog

*

 

 


 


Escritor mexicano


Jesús Ademir Morales Rojas nació en la Ciudad de México en 1973. Cursó estudios de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Además, es diplomado en Historia del Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana y en Museología (mención honorífica) por parte del Museo del Carmen, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Ha colaborado en diversas publicaciones literarias virtuales como Crítica, Destiempos, AXXÓN y Literatura Virtual.

Ha participado en varias redes de blogs orientadas a la cultura y la educación. Actualmente forma parte del equipo de redactores de la red Hoyreka!" y del proyecto de creación de contenidos Coguan, cuyo fundador y Director General es el Dr. Carlos Bravo.

Jesús Ademir es administrador de redes sociales y gestiona cuentas de los blogs Hoyreka y es el responsable del área de social media en la firma TratoHecho.com

Comuníquese con el autor:

Otras colaboraciones suyas incluyen la redacción de artículos para la productora argentina especializada en contenidos online Bee!

 


Visite los trabajos de Ademir en Literatura Virtual


 

Ademir convoca imágenes reflejadas en espejos infinitos en la serie de narraciones reunidas bajo el título Hipnerotomaqia. Surgen ahí personajes, fantasmas y monstruos cotidianos para protagonizar sueños interminables donde cambian de aspecto, tanto como las palabras del narrador que las retuerce hasta sacar nuevos significados de los signos convencionales.

Todos los que han soñado saben que la percepción se altera para mostrar realidades imposibles. Los tiempos se confunden y el futuro deja de ser consecuencia del pasado. Hay un orden propuesto por el autor, para adentrarse en estas ocho lecturas, aunque bien sepa que es imposible establecer normas que precisen una estrategia de lectura.

Así que invito al amable lector a conocer cualquiera de las partes que integran esta obra.

 José Luis Velarde

Hipnerotomaquia